El mercado inmobiliario en Dolores se mueve con lentitud y con una tendencia al alza en los precios medidos en dólares norteamericanos, a raíz de cinco factores:

1) la depreciación relativa del dólar frente al peso,

2) el cambio de relación entre disponibilidades de casas y terrenos

3) la alta demanda sobre casas de bajo valor como inversión para alquilar

4) el aumento del valor de construcción empujado por la mayor presión del costo laboral

5) negocios concretos realizados a un alto precio que se constituyen en referencia del resto del mercado.

1) Pese a que muchos bienes son transables en dólares y por tanto el valor relativo entre sí no cambia, los propietarios de las fincas más baratas (que pertenecen a un sector de la sociedad donde se compra, vende y cobra el sueldo o presta servicios en pesos) sienten la depreciación de sus bienes en la moneda americana y reajustan los valores. Por eso, casas de 10.000 dólares ya prácticamente no hay, y el piso -para una modesta construcción de techo de zinc, dos dormitorios, cocina y baño, en un barrio de calle Gadea al Este o calle Soriano al Oeste pasó a los 18.000 dólares.

Continue Reading…